Más de un centenar de empresarios familiares se dan cita en el IV Encuentro Interregional de la Empresa Familiar

· Los participantes pertenecen a las asociaciones de empresa familiar de Andalucía, Baleares, Castilla y León, Castilla-La Macha, Extremadura y Madrid
· Bernd Shuster: “Es imposible ser un buen entrenador si se es mal perdedor y además no se sabe comunicar”
· Eugenio Palomero: “Este país se mueve por las empresas familiares, tan solo una huelga de empresarios lo paralizaría”.


Palma, 18 de noviembre.- Más de un centenar de empresarios familiares pertenecientes a las asociaciones de empresa familiar de Andalucía, Baleares, Castilla y León, Castilla-La Macha, Extremadura y Madrid se ha reunido los dos últimos días en la capital de España para celebrar el IV Encuentro Interregional de la Empresa Familiar. El propósito de esta reunión ha sido estrechar vínculos y compartir experiencias en torno a las cuestiones que preocupan a estas organizaciones, como la gestión empresarial y los retos de transformación en un contexto económico de gran complejidad e incertidumbre. 


La agenda de trabajo de este IV Encuentro Interregional, cuya organización ha contado con el patrocinio de Credit Suisse y la colaboración de Cuatrecasas y Aon, se ha cerrado hoy con una jornada celebrada en el Estadio Cívitas Metropolitano, sede del Club Atlético de Madrid, centrada en el tema del liderazgo empresarial, en la que ha participado el profesor Eugenio Palomero, fundador y presidente de Itineribus y consultor para grandes compañías españolas y extranjeras, y el ex futbolista y entrenador de fútbol  Bernd Schuster, moderado por el periodista deportivo Roberto Gómez.


En la inauguración de la jornada, Victoria Plantalamor, la presidenta de la Asociación de la Empresa Familiar de Madrid (ADEFAM), organización anfitriona del encuentro, se refirió al liderazgo como una de las cuestiones más importantes en el mundo empresarial, sobre la que “es necesario seguir trabajando para tirar de la economía y de la sociedad civil”.


Destacó, además, que la labor de los empresarios “es fundamental para el desarrollo de nuestro país, a pesar de las diferentes crisis que estamos viviendo y de las trabas y obstáculos con los que nos estamos encontrando, especialmente en estos últimos años”. No obstante, se mostró convencida de que “el entusiasmo y la capacidad de trabajo de los empresarios permitirá a las empresas seguir creciendo y generar con ello empleo y riqueza”.


La filosofía de liderazgo de Bernd Shuster


El exfutbolista y entrenador de fútbol Bernd Shuster, en conversación con el periodista Roberto Gómez, habló sobre liderazgo desde la perspectiva del deporte de élite. El jugador, que se calificó a sí mismo como un “líder tranquilo”, que ha tratado de influir desde su forma de ser, con su ejemplo, reconoció que el liderazgo se puede trabajar como cualquier otra actitud y que él ha sido siempre partidario de la automotivación, sin tener que recurrir al apoyo emocional de los entrenadores.


Shuster desgranó además algunas de sus claves de liderazgo como entrenador. Afirmó que es imposible ser un buen entrenador si se es mal perdedor y además no se sabe comunicar. “Yo siempre he cuidado mucho el modo de comunicar a mis jugadores, eligiendo muy bien siempre las palabras y evitando criticarles en público”.


Otra de sus claves del liderazgo ha sido crear un sentimiento de familia con los jugadores, procurando escucharlos siempre, pues “si no compartimos con el equipo es difícil que llegue la victoria”.  “Mi obligación como entrenador ha sido crear un sentimiento de familia, de celebrar y sufrir juntos”, dijo, y añadió que es imposible motivar a los jugadores si no se les da la oportunidad de jugar.


Eugenio Palomero: cómo liderar en tiempo de incertidumbre


Eugenio Palomero aseguró en su intervención que el liderazgo es el espíritu de la empresa familiar y a este respecto dijo que “es necesario conjugar gente con don y con dote, que tengan espíritu ganador”.


En el actual contexto de incertidumbre que ha derivado de la pandemia, Palomero recomendó a las empresas familiares asegurar la cadena de aprovisionamiento, “que tiene que estar lo más cerca posible, independientemente de los costes”; revisar sistemáticamente los precios para no perder la posición en el mercado; no ceder en márgenes y captar nuevos clientes.


Insistió también Eugenio Palomero en la necesidad de que las empresas familiares tengan un propósito, con una finalidad y un interés. Y para cumplirlo señaló que “es necesario aplicar determinación y firmeza, y mantener el rumbo hacia el objetivo sin desviarse”. A su juicio, es el momento de captar talento, colocando al frente de las empresas a los mejores, y apostando por unos procesos sistemáticos para no desviarnos del objetivo a alcanzar.


A pesar de las dificultades, Palomero concluyó con un mensaje de optimismo: “Este país se mueve por las empresas familiares, tan solo una huelga de empresarios lo paralizaría”.